• Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2021 – 21 días de ayuno
Estás invitado a Su aventura; ¡hazte disponible!

Gálatas 2:20 ESV

Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

¡La vida es una aventura! Esa ha sido siempre mi perspectiva. Cuando miro la Biblia, así la veo. Veo gente ordinaria en las aventuras más asombrosas e inesperadas. Lo veo cuando Adán se convierte en un ser vivo; al abrir los ojos, experimenta y encuentra a Dios de una manera que ningún otro ser humano lo ha experimentado. Lo veo cuando leo acerca de cómo Dios hizo que Oseas se casara con una prostituta como un ejemplo paralelo de Su fidelidad a Israel frente a la infidelidad de ellos hacia Él. Veo la aventura cuando leo acerca de Dios abriendo los ojos del siervo de David para ver al ejército de ángeles asegurándole que ellos no estaban peleando solos, o cuando José, ocupándose de sus propios asuntos, se encuentra con un ángel que le dice que no se preocupe porque su prometida realmente está embarazada del Hijo de Dios.

Estas son algunas aventuras asombrosas. Estoy segura de que si lo piensas un momento, tienes tus propias aventuras para compartir. Uno de mis favoritos es el momento en que estaba en un probador/camerino de una de las tiendas en el Mall y una señora estaba sentada esperando a alguien que estaba probándose ropa. Dios me la señaló y me pidió que orara por ella. No quería, pero otra parte de mí quería desesperadamente. Me había puesto a disposición de Dios en palabra, pero ahora Él me estaba pidiendo que lo pusiera en acción. Recuerdo que me acerqué a la mujer y le dije: “Hola”. Platiqué con ella por un momento sobre la ropa y luego le pregunté si podía orar por ella. Recuerdo que se derritió en lágrimas. La estaba pasando muy mal y necesitaba oración y aliento. Dios podría haber invitado a cualquiera a unirse a Él ese día, pero me invitó a mí. También me he perdido muchos de esos momentos, pero he aprendido que Dios no deja de preguntar porque quiere que estemos con Él. Te animo a que estés disponible no solo con tus palabras, sino también a la hora en que se requiere actuar. No te preocupes, Él no te está enviando a una aventura solo, y tampoco te está invitando a verlo tu solo. Te está abriendo espacio en la aventura. Olvídate de los parques temáticos y los Reality Shows. Hazte disponible para Dios y mira qué sucede.

Tu aplicación personal:

Has espacio para servir a los demás a través del voluntariado.

1 Juan 3:18 (NVI) Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad.

Has un diario de tus aventuras. Salmo 119:27 (ESV) Hazme entender el camino de tus preceptos, y meditaré en tus trabajos maravillosos.

Yolanda Caro

Pastoral Care & Freedom Ministry Pastor

© 2022 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma