• Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2015 – Anchored – Espanol
Venid A Mí

DEVOCIONAL

¿Alguna vez has notado en el Nuevo Testamento con qué frecuencia un milagro que Jesús realizó, fue precedido por la gente proactiva que venía hacia Él? No sólo venían a Él, sino que también eran bastantes vulnerables en compartir sus problemas o necesidades con Él – y no sólo compartían sus problemas o necesidades, sino que también audazmente le pedían a Jesús que hiciera algo al respecto! ¿Te imaginas acercarte al Salvador del mundo con tal vulnerabilidad y audacia como la gente en los versículos siguientes?

Hoy parece tan sencillo el “venir a Jesús” con nuestros pecados, debilidades y dilemas, pero en realidad ¿Cuántas veces nos escondemos de Él o nosotros mismos tratamos de manejar situaciones difíciles por nuestra cuenta? Podemos pensar que nuestros miedos e inseguridades son demasiado pequeñas o insignificantes para llamar la atención de Jesús. Tal vez que nos hemos equivocado muchas veces y que hemos agotado toda su gracia. Cualesquiera que sean nuestras razones para evadir a Jesús, su invitación sigue siendo la misma: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.” Mateo 11: 28- 30. Note que Jesús no dice “Venid a mí cuando tenga todo resuelto” o “Sólo venid a mí con grandes dilemas”. Él nos invita a venir a Él en medio de nuestras aflicciones, ¡Cuáles quieran que sean!

También se nos recuerda en 1ª, de Juan 5: 3, 4 que sus mandamientos no son “una carga”, porque como hijos nacidos de Dios, ¡vencemos el mundo por medio de nuestra fe! Nuestra fe nos permite llegar no sólo venir a Jesús con nuestras necesidades, sino pedir que nos dé valentía  para ir más allá de satisfacer esas necesidades (¡que Él anhela hacer!). ¡Anímate, amigo, para aceptar su invitación hoy (¡y todos los días!) Para venir a Él tal como tú eres y con audacia pedirle con fe lo que necesitas; luego descansar en su infinito amor!

ESCRITURA

“Y he aquí VINO un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.” — Mateo 8:2 (RV)

“Entrando Jesús en Capernaum, VINO a él un centurión, rogándole, y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.” — Mateo 8:5,8 (RV)

“Mientras él les decía estas cosas, VINO un hombre principal y se postró ante él, diciendo: Mi hija acaba de morir; mas ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá.” — Mateo 9:18 (RV)

“Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.” — 1 de Juan 5:3,4 (RV)

ORACIÓN

Padre,

Hoy me siento fuerte para orar por nuestros adolescentes y jóvenes adultos. Ningún arma forjada contra ellos prosperará. Ellos son cabeza y no cola; están por encima y no debajo. Ellos son bendecidos y grandemente favorecidos. Ellos tienen favor con los compañeros de clase, maestros, y empleadores, ellos son bendecidos en su ir y su venir! Tu, Padre, Eres un escudo de favor para con ellos. Gracias, Padre, porque si ellos tienen un día retórico, Tu favor les protegerá y les abrirá puertas y oportunidades para ser promovidos, incrementados y con éxito. Las puertas del infierno no prosperarán contra Tus hijos, adolescentes y jóvenes adultos.

Toda la Gloria sea para Ti, Padre.

En el Nombre de Jesús…Amén.

Victory Church

© 2022 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma