• Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2018 – Revive All – Espanol
Toma un aliento profundo

Hace unas semanas, renové mi certificación de RCP (Resucitación Cardio Pulmonar). Mientras escuchaba el instructor discutir cuán importantes son las compresiones de pecho y las técnicas de respiración, no pude evitar pensar cómo todos necesitamos algo de RCP en nuestras vidas.

“Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.” El aliento de vida. La palabra griega para respirar es “neuma”, como la neumonía, la cual es causada por la inhalación de los gérmenes dentro de tus pulmones. – Génesis 2:7 NVI

<inhalar> El Aliento es el elemento a partir del cual se originó todo!

<Exhalar> Aliento, significa literalmente ¡mi espíritu vital, alma, y fuerza creativa!

¡Wow! ¿Cuándo fue la última vez que dejaste de respirar? ¿Para escuchar la vida entrando en tu cuerpo y exhalar todo lo que te detuvo de tomar otro, y aún más profundos aliento?

La respiración es esencial para la vida. La respiración es literalmente lo que te mantiene vivo. Circula el oxígeno a tus órganos vitales. Como yo estaba escribiendo esto, me encontré con un extracto por Ilchi Lee que dice: “La expresión, ‘Mi vida’ es en realidad un oxímoron, resultado de la ignorancia y la errónea suposición. Tu no posees vida; la vida se expresa a través de ti.”

Dios se expresa a través de mí. ¡Dios se manifiesta a través de ti! Auuuug. Respirar.

¡Dios te ha creado con Su aliento! Vamos a dejar de respirar inconscientemente y vivir la vida que Él ha insuflado (introducir, soplar mediante inyección…) dentro de nosotros. Comencemos algo de reanimación respiratoria, algo de RCP.

Mi técnica favorita es la de respiración 4-7-8, un ejercicio del Dr. Weil. Es simple, no requiere equipo, y puede ser realizado en cualquier parte. Para obtener mejores resultados, permanece de pie o sentado con la espalda recta y coloque la punta de la lengua contra la cresta, justo detrás de tus dientes frontales superiores.

  • Cerrar la boca e inhala a través de la nariz hasta la cuenta de cuatro.
  • Mantenga la respiración hasta la cuenta de siete.
  • Exhale completamente a través de tu boca, haciendo un sonido –Hoooosh-, hasta la cuenta de ocho.
  • Este es un aliento. Ahora inhale nuevamente y repita el ciclo tres veces más para un total de cuatro respiraciones.

Práctica este ejercicio de respiración a diario y trata de añadirlo a tu tiempo de oración. Rick Warren sugiere, “Elija una breve frase sencilla que se puede repetir en una respiración. Óralo tan a menudo como sea posible, de manera que se arraigue en lo profundo de tu corazón.”

“Aquí estoy” – Esta es una oración de presencia y disponibilidad basada en la súplica del profeta en Isaías 6:8 NVI. O toma tu versículo favorito e inténtalo. Por ejemplo, Efesios 3:20 NVI:

Inhalar – se realiza de acuerdo a Su poder… Espera, Exhala – está trabajando dentro de mí.

Dios te ha creado con Su propio aliento. El aliento de vida. No lo des por sentado. Comienza a respirar conscientemente. Empezar a vivir la vida que Él te ha dado. Te animo a incorporar la respiración en tus oraciones. ¡Es increíble! ¡La vida es increíble! ¡Dios es increíble!

“El Espíritu de Dios me ha creado; me infunde vida el hálito del Todopoderoso.” – Job 33:4 NVI

Jane Zahasky

Women's Ministry & Connections Pastor

© 2019 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma