• Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2019 – Deeper – Espanol
Tu pasado es la preparación para tu propósito.

ESCRITURA ENFOCADA EN ESTA SEMANA

Hechos 26:14-18 (NVI) 14 Todos caímos al suelo, y yo oí una voz que me decía en arameo: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? ¿Qué sacas con darte cabezazos contra la pared?” 15 Entonces pregunté: “¿Quién eres, Señor?” “Yo soy Jesús, a quien tú persigues —me contestó el Señor—. 16 Ahora, ponte en pie y escúchame. Me he aparecido a ti con el fin de designarte siervo y testigo de lo que has visto de mí y de lo que te voy a revelar. 17 Te libraré de tu propio pueblo y de los gentiles. Te envío a estos 18 para que les abras los ojos y se conviertan de las tinieblas a la luz, y del poder de Satanás a Dios, a fin de que, por la fe en mí, reciban el perdón de los pecados y la herencia entre los santificados”.

PENSAMIENTOS DE JERRY

Para la mayoría de los cristianos, la historia de Saulo convirtiéndose en Pablo es una historia tan antigua como el tiempo. Recuerdo que aprendí sobre el hombre que cayó al suelo y fue cegado por el Señor en su camino para perseguir a los cristianos. Jesús le habló en ese momento y desde entonces, la vida de Pablo cambió para siempre. Me encanta esta historia porque es una imagen de lo que sucede cuando nosotros, como creyentes, tenemos un encuentro con Jesús.

A lo largo de la infancia de Pablo, estudió y conoció la ley como algunos de nosotros estudiamos y conocemos los Thunders de OKC. Él creía tan firmemente en la ley, que cuando la gente comenzaba a creer en Jesús, él los perseguía. Sus acciones siguieron su creencia. Pero cuando conoció a Jesús, todo acerca de Pablo cambió.

Sus acciones ya no perseguían a los cristianos sino que trataban de contarles a todos acerca de Cristo. Lo fascinante de esta historia es cuando Jesús comienza a decirle a Pablo su propósito. Jesús dice: “con el fin de designarte siervo y testigo de lo que has visto de mí y de lo que te voy a revelar. 17 Te libraré de tu propio pueblo y de los gentiles. Te envío a estos.” Lo primero que hace Jesús es darle una identidad a Pablo. Pablo es un siervo de Dios y un siervo de la gente. En segundo lugar, Jesús le da a Pablo una misión. Pablo es testigo de lo que Dios ha hecho y de lo que hará. En tercer lugar, Jesús le da a Pablo un llamado. Jesús dice que está enviando a Pablo a su propio pueblo; la misma gente de la que Pablo fue rescatado. La cosa sobre un llamado que creo que a menudo es confuso para la mayoría de nosotros, es que Dios no nos llama a una posición, pero a menudo es a un pueblo. Las cosas por las que Pablo había pasado eran una preparación para ir a la gente que iba a alcanzar. El lugar donde creció, los intereses que tenía y las luchas con las que luchó era totalmente una preparación para la gente que Dios había diseñado específicamente y con la intención de que Pablo las alcanzara.

¿Qué pasaría si empezáramos a ver nuestro pasado como la preparación para el propósito que Dios tiene para cada uno de nosotros? Creo firmemente que algunas de las adicciones, pruebas y errores que hemos cometido en nuestro pasado se convertirán en las cosas sobre las que construimos nuestros ministerios. A menudo confiamos y escuchamos a las personas que tienen experiencia en un campo determinado. ¿Podría decirte que algunas personas te escucharán porque tienes autoridad sobre los demonios y los obstáculos que enfrentan, porque ya los han superado? El mismo Dios que rescató a Pablo de perseguir a los cristianos es el mismo Dios que envió a Pablo a ministrar a los perseguidores. Dios te ha rescatado de algo; ahora Él quiere enviarte de vuelta para ayudar a otros a ser libres. Eres una fuente de inspiración para aquellos que están atrapados con las mismas cadenas que una vez llevaste. Tu puedes y, creo, que serás usado por Dios para hacer una diferencia. Así que ¡hagámoslo!

Jerry Nickerson

Youth Pastor

© 2019 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma