Christmas Experience Times Join us December 22 at 9 & 11am! Also join us for our Christmas Eve Candlelight at 6pm (OKC) or 5:30pm (Edmond)
  • Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2019 – Deeper – Espanol
JESÚS, El Que Restaura

ESCRITURA ENFOCADA EN ESTA SEMANA

15 Después del desayuno, Jesús le preguntó a Simón Pedro: —Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos? —Sí, Señor —contestó Pedro—, tú sabes que te quiero. —Entonces, alimenta a mis corderos —le dijo Jesús. 16 Jesús repitió la pregunta: —Simón, hijo de Juan, ¿me amas? —Sí, Señor —dijo Pedro—, tú sabes que te quiero. —Entonces, cuida de mis ovejas —dijo Jesús. 17 Le preguntó por tercera vez: —Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? A Pedro le dolió que Jesús le dijera la tercera vez: «¿Me quieres?». Le contestó: —Señor, tú sabes todo. Tú sabes que yo te quiero. Jesús dijo: —Entonces, alimenta a mis ovejas. 18 »Te digo la verdad, cuando eras joven, podías hacer lo que querías; te vestías tú mismo e ibas adonde querías ir. Sin embargo, cuando seas viejo, extenderás los brazos, y otros te vestirán y te llevarán adonde no quieras ir. 19 Jesús dijo eso para darle a conocer el tipo de muerte con la que Pedro glorificaría a Dios. Entonces Jesús le dijo: «Sígueme». Juan 21:15-19 (NVI)

PENSAMIENTOS DE JOEY

¿Alguien cercano a ti te ha defraudado, tal vez un padre, un cónyuge o un amigo muy querido? Duele más ser herido por quienes están más cerca de ti, aquellos de quienes más dependes. Entonces, si soy honesto conmigo mismo, sé que también he herido y decepcionado a las personas que más me aman. ¡Lo peor de todo, sé que soy culpable de fallar a Aquel que dio su vida por mí!

La vida de Pedro fue una de altibajos. Después de jactarse de que nunca dejaría a Jesús, hace lo que Jesús predice. Niega a su amo tres veces por miedo. Puedo identificarme con Pedro. Cuando era joven, mi madre sentó las bases de la verdad para mí y me comprometí a seguir a Jesús. Sin embargo, a medida que crecía, elegí el miedo y la arrogancia en lugar de confiar en Cristo. En última instancia, mis repetidas opciones de seguir mi propio camino, en lugar del camino de Dios, me ganaron la hospitalidad del sistema penitenciario de Oklahoma.

Después de que mi padre falleció, mis hermanos mayores cayeron en una grave adicción a las drogas y se salieron de control. Recuerdo que le dije a mi madre que no se preocupara porque nunca sería como ellos. Yo cuidaría de mi hermana menor y mi hermano. Sin embargo, me puse peor que mis hermanos. Al igual que Pedro, operé en confianza de mi carne en lugar de confiar humildemente en Jesús. ¡Como resultado, les fallé a los que más me querían!

Después de la resurrección de Jesús, se apareció a sus discípulos y compartió una comida con ellos. Jesús entonces se vuelve a Pedro. Probablemente, Pedro estaba lleno de dudas sobre dónde estaba ahora con su Maestro. Sospecho que temía que Jesús pudiera decir algo como: “Pedro, ¿por qué me negaste?” Sin embargo, nuestro Señor está lleno de compasión; ¡Su misericordia y bondad perduran para siempre! En lugar de reprender a Pedro, Jesús lo restauró. Jesús lo restauró tres veces, una para cada una de las tres veces que Pedro negó a Jesús. ¡Jesús quitó la culpa de Pedro!

Jesús le preguntó a Pedro: “¿Realmente me amas más que estos?” Juan 21:15 NVI. Es posible que Jesús se haya estado refiriendo a la jactancia previa de Pedro de que, aunque todos los demás discípulos abandonaran a Jesús, Pedro nunca lo haría. Lee Marcos 14:29 NTV. Pedro respondió: “Sí, Señor, tú sabes que te amo”. Juan 21:15 NVI. Sin embargo, esta vez, Peter no se jactó de que su nivel de compromiso fuera superior al de cualquier otro. A través de su error, Peter aprendió la humildad y se volvió honesto acerca de su condición espiritual.

¡Hay realmente buenas noticias! Como lo hizo con Pedro, Jesús quiere restaurarte. Nuestro Señor y Salvador Jesucristo ya pagó el precio por nuestras acciones. Todo lo que debemos hacer es reconocer nuestra propia bancarrota espiritual y la total dependencia de la misericordia de Jesús.

Somos tan amados por el Dios de toda la creación que Jesús pagó el precio de nuestra restauración. Nuestra parte es creer y apostar nuestras vidas a la misericordia de Jesús. Lee Juan 4:24 NVI (“Muy sinceramente te digo, quienquiera que escuche mi palabra y crea que el que me envió tiene vida eterna y no será juzgado, pero ha pasado de la muerte a la vida”). ¡La vida a través de Jesús es la única vida que tiene valor vivir!

En lo que respecta a mí y a mi familia, TODOS mis hermanos y yo nos hemos humillado, confesado nuestros errores, pedido perdón y permitido a Jesús que nos restablezca en una posición correcta ante Dios. Él hará lo mismo por ti, ya que eres honesto con Dios acerca de tu necesidad de su fuerza y ​​misericordia.

Joey Chappell

Associate Pastor & Facilities Director

© 2019 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma