• Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2021 – 21 días de ayuno
MANTÉN TU CORAZÓN DISPONIBLE

Lucas 6:45 NVI

El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca.

A veces siento que la vida me toma con la guardia baja. Hay momentos en todas nuestras vidas en los que rápidamente podemos sentirnos abrumados. ¡Parece que los ataques vienen de en medio de la nada! En esos momentos de desesperación, parece imposible que las cosas vuelvan a encaminarse. En esos momentos, tendemos a decir y hacer cosas de las que nos arrepentiremos. Pero ¿Qué sería si estuviéramos preparados para los malos tiempos?

Mientras que leía en Lucas, este versículo brincó de la pagina sobre mi. Recuerdo haber escuchado este versículo cuando era niño. Puedo recordar a mi mamá obligándome a memorizar este versículo cada vez que decía una “mala palabra”. Pero no fue hasta más tarde en la vida que finalmente me detuve a considerar la importancia de las palabras. Cuando volvemos nuestro corazón a lo que es bueno, todo lo que hacemos cambia. En las temporadas difíciles, es como si estuviéramos exprimidos. Cuando aprietas algo, ves lo que realmente hay en el interior. Tenemos que asegurarnos de que lo que estamos poniendo en nuestro corazón es lo que queremos que salga cuando nos aprietan. Todo lo que guardes en tu corazón es lo que se pone a disposición de los demás.

¿Qué pasa si, cada vez que te enfrentas a algo difícil, saliera alabanza de ti? ¿Qué pasa si, cada vez que alguien te apuñala por la espalda, saliera Gracia de ti? Es imposible saber exactamente qué nos va a pasar, pero todos sabemos que vendrán cosas malas. Si no tenemos cuidado, podemos olvidarnos de almacenar el bien en nuestro corazón. Podemos volvernos complacientes y desagradecidos en nuestras buenas temporadas. Quiero animarte, no importa en qué temporada te encuentres, empieza a acumular bien en tu corazón. Quiero que me conozcan por mi amor, no por las cosas que dije cuando bajé la guardia.

Tu aplicación personal:

1. Almacena bien. Podemos leer más nuestras Biblias, escuchar más música de adoración y pasar más tiempo con Dios.

2. Consume menos de lo que no es bueno. Podemos empezar a filtrar algunas de las cosas que no aportan valor a nuestras vidas. No seas legalista, pero si sé realista. Pregúntate: “¿Lo que estoy viendo me hace hacer o decir cosas que no quiero?”

3. Proverbios 4:23 nos dice que cuidemos nuestro corazón por encima de todo.

Philip Pine

Children's Pastor

© 2022 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma