• Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2015 – Anchored – Espanol
El Ancla Firme

DEVOCIONAL

El ancla firme. Me encanta la historia de Pedro caminando sobre el agua en Mateo 14. Me voy a pescar cada verano mientras estoy de vacaciones en alta mar, pero de ninguna manera soy un náutico experto. Sin embargo por alguna razón me fascinan los barcos. En Mateo 14, Jesús da a Pedro esta increíble invitación para venir caminando en el agua con él. No obstante, en mi opinión, yo no necesariamente le llamaría, “caminando sobre el agua.” Yo diría que es “caminar sobre las olas.” La tormenta no se detuvo antes de que recibiera la invitación. Si soy Pedro, estaría diciendo, “Jesús, me encantaría, pero ¿podría; calmar las aguas un poco antes de tomar ese riesgo y salir de la barca?” Creo que muchas veces en la vida nos encontramos en una tormenta, y la estabilidad y el confort, es lo que deseamos. Pero debemos darnos cuenta de que Dios es nuestra única estabilidad y confort – no nuestras circunstancias.

Me encanta el concepto de un ancla. Si lo piensa bien, el ancla del barco no cambia la corriente, o las olas o el viento. Simplemente va al fondo, donde está en calma y la quietud y ofrece consistencia donde no parece posible desde la superficie. Piense en ello, algo por debajo de la superficie, por debajo de las olas y por debajo de los vientos es lo que proporciona estabilidad en la superficie. Cuando el viento y las tormentas de la vida vienen a estrellarse alrededor de nosotros, Jesús es nuestra ancla. Si nos mantenemos firmes y conectados a Él. Entonces Él nos brinda estabilidad y paz, cuando todo en la superficie parece perdido. Mi oración y aliento a usted, para los próximos 21 días, es que a pesar de la tormenta en la que se encuentre, pueda descubrir el ancla de su alma. Lo único que puede sostenerlo, mantenerlo, y salvarle es… Jesús.

ESCITURA

“La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo.” — Hebreos 6:19 (RV)

“El solamente es mi roca y mi salvación; Es mi refugio, no resbalaré mucho.” — Salmo 62:2 (RV)

“Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.” — Salmo 40:2 (RV)

ORACIÓN

Padre,

Hoy, yo decido anclar mi alma en Ti… mi voluntad, mi mente y mis emociones. Gracias por la promesa de que en Ti yo vivo, me muevo y se sostiene mi ser. Así, al comprometerme en esta aventura de oración y ayuno con mi iglesia, dame la fuerza para esforzarme en medio de las dificultades y las luchas, permitiéndote hacer en mi el trabajo que deseas hacer en y a través de mi.

Gracias por mi iglesia. Bendice el liderazgo con Tu sabiduría, conocimiento, y entendimiento en el momento que se hacen planes y decisiones. En Tu nombre hago esta oración, Amén.

Jon Chasteen

Lead Pastor

© 2020 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma