• Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2015 – Anchored – Espanol
Confía en Mí

DEVOCIONAL

Confía en mí. Era una noche fría y nuestra bebé estaba luchando por respirar. Ella estaba teniendo otro inesperado ataque de asma y esta vez, ella estaba cambiando de colores. Su corazón se aceleraba en su pequeño cuerpo para proveerle oxigeno y yo era una ruina. Oramos sobre ella y declaramos la sanidad de Dios, pero continuaba de mal en peor. Mi esposa y yo decidimos que la subiríamos al auto y haríamos el viaje de más de 30 minutos a la sala de emergencia del hospital más cercano, en el condado vecino, Me estaba volviendo loco y no podía entender por qué estaba ocurriendo esto. Ella era una bebé milagro que habíamos estado orando junto con nuestra familia de la iglesia, después de casi dos años de estar intentando concebir. Parecía como si estuviera constantemente luchando contra algún tipo de enfermedad y me preguntaba si la íbamos a perder. Comencé a orar y a pedirle a Dios qué era lo que Él quería y por qué estaba ocurriendo. Conduciendo por la carretera, oí decir a Dios: “Déjala ir y confía en mí, no importa lo que pase”. ¿Qué quería decir esto? ¿Se suponía que yo debía estar bien con su muerte?. Cuando entramos a la ciudad, sentí un fuerte deseo de simplemente detenerme a la orilla de la carretera y soltar todo y dejarla ir. Le dije a Dios que lo haría, pero que si ella no se ponía bien  en una hora, la llevaría al hospital. Me senté en el estacionamiento de un pequeño supermercado y le dije: “Está bien Dios, confío en yi, no importa qué pase. Si ella muere estoy bien con eso. Ella está en tus manos y te la entrego por completo. “Inmediatamente tuve la paz y nos pusimos a dormir. Nunca me olvidaré que me despertó una luz brillante y fuertes golpes en la ventanilla del coche. Un oficial de la policía se había detenido a ver lo que estábamos haciendo y nos preguntó si estábamos bien. Le expliqué la situación y luego verifiqué a mi niña. Ella estaba dormida en la parte trasera del coche y su respiración había vuelto a la normalidad. Desde hace años, no ha vuelto a tener otro ataque de asma o alguna enfermedad grave.

Desde esa noche,  he tenido la oportunidad, a través de circunstancias difíciles, de dar por completo mis otros hijos, mi vehículo, trabajo, dinero, el matrimonio, e incluso me entrego a Él. Todo le pertenece a Él y yo confío que Él llevará a cabo grandes cosas, más de lo que puedo imaginar. Estoy en paz y Él tiene el control, porque mi vida y todo lo que tengo, es de Él.

Confiar en Dios es más que proclamar la victoria y orar sobre las cosas que deseamos. Es un homenaje total de todo lo que tenemos y confiar en Él, no importa lo que cueste. En este momento crítico, nuestra fe aumenta y se convierte en el único y verdadero Dios en nuestras vidas.

¿Qué necesitas hoy entregarle a Dios? ¿Estás listo para confiar en Él, no importa lo qué pase?

ESCRITURA

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.” — Proverbios 3:5

“Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.” — Jeremías 17: 7

ORACIÓN

Padre,

Algunas veces, elegir el confiar, resulta difícil, pero quiero honrarte dando hoy un paso al obedecerte. Te entrego mi día. ¡Elijo confiar en que Tus pensamientos son mucho mas altos que los míos, y que también Tus caminos son mejores que los míos! ¡Tu eres grandioso! Estoy emocionado al dar este paso, y se que estoy en Tus manos.

Bendice hoy las finanzas de nuestra iglesia. Nosotros creemos en Tu Palabra, que entre tanto que damos, Tu nos devuelves, medida buena, apretada y remecida.  Me uno con el liderazgo de nuestra iglesia en que seremos libres de deudas. A Dios sea la gloria.

Te amo y confío en ti, Padre.

En tu nombre, Jehová…Amen.

Victory Church

© 2022 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma