• Live In:
  • days
  • hrs
  • mins
  • secs

2016 – Anchored – Espanol
Anclado… Al Desinterés

DEVOCIONALES

Mientras crecía, siempre me preocupaba por los sentimientos de los demás, siempre y cuando esos sentimientos no interfirieran en conseguir lo que yo quería. Recuerdo una discusión que tuve con mi hermano por una bicicleta. Le dije que podía usar mi bici, pero me hizo enojar así que cambie de parecer. Claramente estaba perdiendo la pelea, así que debía actuar rápido. Como toda buena hermana, sabía como hacer enojar a mi hermano. Lo empuje hasta cruzar la línea e hice que comenzara a decirme palabras feas. Lo enviaron a su habitación y yo tuve un momento para celebrar mi victoria. Sin embargo, tuve una sensación de tristeza por mi hermano, me asomé debajo de su puerta y le susurre: “David, ¿Estás bien?. Lo siento”. A través de los años me familiarice mucho con mi ciclo de auto-motivación y arrepentimiento.

Cuando conocí de Dios, tuve una de esas “experiencias de cambio” inmediato —un cambio de egoísmo a desinterés. No me tomen a mal—, es un proceso de toda la vida, pero el motivo en mi corazón cambio en un instante. Leí escrituras como Gálatas 6:2: “Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo”, y me hizo sentir viva y poderosa. Mi pastor en ese tiempo me decía: “Las personas son lo primero. Aprende a amar las inconveniencias, porque la gente es inconveniente y son lo primero”. ¡Él estaba en lo correcto, y me encantaba!

Dios es desinteresado. Lo ves en todo lo que Él dice y en todo lo que Él hace. Recuerdo la primera vez que leí Filipenses 2:1-7:

“Por tanto, si sienten algún estímulo en su unión con Cristo, algún consuelo en su amor, algún compañerismo en el Espíritu, algún afecto entrañable, llénenme de alegría teniendo un mismo parecer, un mismo amor, unidos en alma y pensamiento. No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás. La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a que aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos”.

Quería estar conectada, anclada, al corazón de Dios al ser esta persona. No hay otro momento cuando me siento más cerca del corazón de Dios, que cuando pongo a otras personas antes que a mi.  

¡HAZ LO SIGUIENTE!

La próxima vez que tengas la opción de poner a alguien antes que a ti, hazlo! Ten el valor de hacerte a un lado sin importar como te sientas. Ya no se trata de ti. Se trata del deseo de Dios y Su deseo es que pongamos a otros primero. Encontrarás más satisfacción y fuerza de lo que imaginas cuando te ancles a ti mismo al corazón de Dios a través del desinterés.

Yolanda Caro

Pastoral Care & Freedom Ministry Pastor

© 2022 | All Rights Reserved.
Victory Church in Oklahoma